Cómicos de la legua

Por caminos y aldeas, por montañas y bosques, el carro de los comediantes viaja a todos los sitios que se le requiere. No hay mercado que se precie sin sus malabaristas, contadores de historias y saltimbanquis, que todo lo transforman en una celebración. Ahí están, ya da comienzo, ya llegan los comediantes revolucionando al público con cantos y risas al más puro estilo medieval.

Carousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel imageCarousel image